Viviendas industrializadas: ecológicas, modernas y estéticas

A escala mundial, el mercado de las viviendas prefabricadas o industrializadas se ha expandido considerablemente en los últimos años. Esto es algo indiscutible. No obstante, se prevé un mayor auge y una mayor proporción de este tipo de construcciones para lo que resta de 2024. Muchas personas desconocen la verdadera naturaleza y características de estos edificios. Una de ellas (tal vez la más importante para los dueños) es que su coste es bastante inferior al de un inmueble tradicional.

En este artículo se hablará de estas estructuras de bajo coste de construcción, increíblemente atractivas, duraderas y respetuosas con el medio ambiente.

¿Qué son las viviendas industrializadas?

Una vivienda industrializada también denominada vivienda modular o prefabricada es un tipo de edificación que, a diferencia de los edificios tradicionales, se “produce” en una industria manufacturera de construcción y luego se transporta en secciones o “módulos” para su montaje final en el lugar de destino o terreno elegido.

Beneficios de las viviendas industrializadas

Las viviendas prefabricadas tienen muchas ventajas, las principales de las cuales son las siguientes:

Respetan el medio ambiente

La principal característica de una construcción industrializada es que se fabrica en un entorno industrial controlado. Esto ofrece varias ventajas en comparación con los métodos de construcción tradicionales. Entre ellas se pueden nombrar el mayor aislamiento térmico y acústico.

Esto se debe a los materiales utilizados en sus componentes. Asimismo, en todo el proceso hay una disminución de los residuos y, en general, una mayor eficiencia energética porque el diseño desde el plano o proyecto las hace respetuosas con el medio ambiente.

Por esto se les conoce como casas sostenibles. No solo por los materiales utilizados en su construcción, sino también porque cuentan con características como sistemas geotérmicos, ventilación mecánica, ventanas y puertas que evitan los puentes térmicos y aislamiento en general para mantener una temperatura constante.

Este tipo de entorno cuenta con el apoyo de muchos especialistas en sostenibilidad del sector de la construcción, que quieren hacer menos contaminante esta importante industria, responsable del 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Se construyen mucho más rápido

Una construcción modular industrializada en Galicia puede terminarse en pocas semanas. Según el tipo de casa y su tamaño, se requerirán de uno a cinco meses para su culminación. En comparación con una construcción normal que requiere de seis meses a un año, es mucho más rápido.

La construcción en fábrica de sus módulos ocupa la mayor parte del tiempo necesario para hacer una vivienda industrializada. Mientras que el ensamblaje y otras tareas para dar los toques finales requieren algunos días adicionales.

Con tantas ventajas sobre la construcción tradicional, este tipo de vivienda industrializada es el sustituto perfecto para quienes deseen estilo, belleza, sostenibilidad y practicidad.

Técnicas modernas construcción modular

En la fabricación de casas modulares se utilizan sistemas constructivos sostenibles. De hecho, el tejado, las paredes interiores y las fachadas de la casa se componen enteramente con paneles aislantes y ecológicos, pero de modo industrializado.

Esta innovadora técnica de construcción permite casas con fachadas de madera ventilada, protegida térmicamente con mortero fotocatalítico flexible, un forjado exterior robusto y resistente y un entramado sanitario en contacto con el suelo que le da características de sostenibilidad.

Asimismo, tiene en cuenta múltiples opciones en función de la distribución, el estilo y las dimensiones de la casa. Estos paneles multicapa, compuestos por placas de fibra de yeso, paneles de fibrocemento superpuestos y núcleos de poliestireno extruido o XPS, sirven de base a las casas ecológicas.

Para cada proyecto arquitectónico y de diseño, esta moderna tecnología ofrece la posibilidad de elegir entre acero laminado en caliente, estructuras de madera, ligeras de acero de alta resistencia o construcciones combinadas de madera y metales.

Además, se pueden incorporar fachadas ventiladas, revestimientos de mortero o de otro tipo, cubiertas vegetales o invertidas. Todo esto para el diseño de muros exteriores, balcones, terrazas o cerramientos de ventanas para contribuir a ser más eficientes desde el punto de vista del uso de la energía.

En conclusión, se puede construir con este tipo de técnica industrializada una casa, un dúplex, un chalet o casa de campo, o un complejo de pisos u oficinas modernas.

Subir