Cláusula suelo: desde qué año se puede reclamar

Las cláusulas suelo han sido un tema de constante controversia en el ámbito de las hipotecas en España. Estos límites a la variación de los intereses han resultado en que muchos consumidores hayan pagado intereses de más. Afortunadamente, es posible reclamar la eliminación de estas cláusulas y recuperar el dinero abonado indebidamente.

En este artículo, te explicamos cómo reclamar la cláusula suelo de tu hipoteca, desde qué año es posible hacerlo, y te brindamos una guía paso a paso para que puedas reclamar lo que es justo.

¿Qué es la cláusula suelo?

La cláusula suelo es una disposición contractual en las hipotecas de tipo variable que establece un límite mínimo a la bajada de los intereses. Esto significa que, aunque los índices de referencia bajen, el consumidor no se beneficiará de dicha reducción y deberá seguir pagando un interés mínimo estipulado.

Esta cláusula ha sido considerada abusiva en muchos casos, sobre todo cuando no se ha informado debidamente al consumidor. El Tribunal Supremo, así como otras instituciones judiciales, han dictaminado que dichas cláusulas deben ser transparentes y comprensibles para el cliente.

Si se demuestra la falta de transparencia, es posible reclamar la eliminación de la cláusula suelo y la devolución de las cantidades pagadas de más.

¿Desde qué año se puede reclamar la cláusula suelo?

Desde el año 2013, el Tribunal Supremo español declaró la nulidad de las cláusulas suelo que no cumplieran con el requisito de transparencia. Posteriormente, en 2017, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció que las devoluciones deben ser retroactivas a la fecha de firma del contrato de la hipoteca si la cláusula se considera abusiva.

Por tanto, es posible reclamar la devolución de cláusula suelo desde que se empezó a aplicar, sin limitación en el tiempo, siempre que no haya prescrito el derecho a reclamar. Es decir, se puede reclamar independientemente del año de firma del contrato hipotecario.

Pasos para reclamar la cláusula suelo

Si te preguntas cómo reclamar la cláusula suelo de tu hipoteca, aquí te explicamos los pasos que debes seguir:

  1. Contacta con un asesor especializado para evaluar tu caso y determinar si tienes derecho a reclamar.
  2. Reúne los documentos necesarios, como la escritura de tu hipoteca y los recibos de pago.
  3. Presenta una reclamación extrajudicial ante tu banco, solicitando la eliminación de la cláusula y la devolución de las cantidades.
  4. En caso de no obtener respuesta o ser esta negativa, puedes proceder a la reclamación judicial.
  5. Acude a la justicia, presentando la demanda en el Juzgado de Primera Instancia competente.

Es importante destacar que primero se debe agotar la vía extrajudicial antes de proceder con una demanda judicial.

¿Qué documentos necesitas para reclamar?

Para proceder con la reclamación de la cláusula suelo, necesitas:

  • La escritura de la hipoteca donde conste la cláusula suelo.
  • Los recibos de pago de la hipoteca que demuestren los intereses abonados.
  • El historial de movimientos de la cuenta asociada al préstamo hipotecario.
  • Un informe pericial que calcule las cantidades pagadas de más.
  • Cualquier otra comunicación relevante con el banco respecto a la cláusula suelo.

Estos documentos son cruciales para demostrar la existencia de la cláusula y las cantidades a reclamar.

Plazos para reclamar la cláusula suelo

El plazo para reclamar la cláusula suelo es un aspecto fundamental. Aunque no existe un límite temporal establecido para reclamar, se aplica el plazo de prescripción general de las acciones personales, que es de cinco años según el Código Civil.

Este periodo comienza a contar desde que el afectado tuvo conocimiento de la cláusula y sus efectos, o desde el cese de la aplicación de la misma. Por tanto, te aconsejamos actuar con la mayor brevedad posible para evitar que tu derecho a reclamar prescriba.

¿Qué hacer si el banco no responde a tu reclamación?

Si tras la reclamación extrajudicial el banco no responde o la respuesta no es satisfactoria, puedes:

  • Presentar una queja ante el Servicio de Defensa del Consumidor de tu región.
  • Acudir a asociaciones de consumidores como ADICAE para obtener apoyo y asesoramiento.
  • Iniciar acciones judiciales presentando una demanda en el Juzgado de Primera Instancia.

Recuerda que el proceso judicial puede ser más largo y complejo, por lo que se recomienda contar con la asistencia de un abogado especializado.

En medio de la información y los pasos a seguir, es importante tomar un momento para visualizar ejemplos prácticos y casos de éxito que ilustren lo que se ha logrado en el tema de la cláusula suelo. Por eso, te invitamos a ver el siguiente vídeo que muestra el testimonio de alguien que pudo reclamar con éxito.