, Schuss
No pasa mucho tiempo para que un dolor de muelas se vuelva molesto. El dolor sordo y doloroso en el diente se traslada rápidamente a la mandíbula y luego a la cabeza. En poco tiempo, se siente como si todo su cuerpo estuviera siendo canalizado a través de su dolor de muelas.Los dolores de muelas son normalmente el resultado de la irritación de los nervios contenidos dentro del diente. La caries o el daño dental y la enfermedad de las encías se encuentran entre las muchas condiciones que pueden irritar estas terminaciones nerviosas súper sensibles. En algunos casos, el dolor causado por un traumatismo en la mandíbula (si se golpea la cara con algo, por ejemplo) puede irradiarse a los dientes y causar dolor de muelas.Por supuesto, lo primero que debe hacer cuando siente ese dolor de muelas familiar y palpitante es hacer una cita para ver a su dentista: los problemas dentales que no se tratan pueden convertirse fácilmente en problemas de salud graves, especialmente si tiene una infección. Afortunadamente, existen muchos remedios naturales para el dolor de muelas que pueden brindarle alivio hasta la próxima cita con el dentista.Remedio #1: Clavo
Los clavos tienen propiedades analgésicas y antibacterianas naturales. Son un elemento común en la medicina popular china e india, donde se han utilizado durante siglos como cura para todo tipo de dolores y molestias. Los clavos se consideran especialmente efectivos para el tratamiento de dolores de muelas.Si sufres de dolor de muelas, puedes usar clavo seco, del tipo que se pone en una naranja cuando se hace vino caliente, o aceite de clavo, que se puede encontrar en la mayoría de las tiendas naturistas. Los clavos secos se pueden colocar entre el diente afectado y la mejilla para aliviar el dolor de muelas. Alternativamente, puede sumergir una bola de algodón en una mezcla de un par de gotas de aceite de clavo y una pequeña cantidad de aceite de oliva.