7 consejos sorprendentes para escribir de forma eficaz un párrafo introductorio para un ensayo

, Schuss

Cuando se trata de escribir un párrafo introductorio para un ensayo en la universidad, es más que solo un primer párrafo. Es algo que debe captar de inmediato la atención del lector y hacerle leer más de lo escrito.

Escribir una buena introducción puede ser complicado y es algo que muchos escritores, sin importar su experiencia, a veces tienen dificultades. Dado que esto es lo primero que ven los lectores cuando leen contenido, hay mucho en juego.

En general, un párrafo introductorio bien escrito debe poder captar la atención del lector y hacer que lea el resto. Debe presentar el tema que se va a discutir y mostrar el punto de vista del escritor sobre el tema dado.

Lo bueno de un párrafo introductorio es que se puede escribir después del cuerpo principal de un ensayo en particular. Muchos escritores utilizan este enfoque porque quieren tener una idea más clara de hacia dónde va su ensayo antes de escribir la introducción.

Al final del día, cuándo comenzar a escribir una introducción a un ensayo depende de la preferencia. Si escribe «Necesito que alguien me escriba mi ensayo», aparecerán muchos servicios de redacción de ensayos en su navegador web, como CustomWritings, que pueden ayudarlo con una introducción si uno tiene problemas. A continuación se presentan algunos consejos que puede seguir si desea captar la atención de sus lectores.

Cómo escribir un párrafo introductorio para un ensayo

1. No se salga del tema y sea amplio

Al escribir una introducción, la mayoría de la gente está muy confundida acerca de la longitud o el ancho que debería tener. Para evitar confundir a los lectores, una introducción debe decirles a los lectores qué esperar del contenido que están a punto de leer.

Te puede interesar  20 mejores escuelas de medicina en Florida, EE. UU. - Clasificación 2020

La clave es evitar cualquier tipo de spoilers y dejar que los lectores descubran todo lo que quieren saber leyendo el resto del contenido. El escritor debe asegurarse de hablar sobre el tema del ensayo y no perderlo de vista. Hablar de dos temas diferentes en una introducción puede confundir a los lectores.

Lea también: 10 formas de pedirle a un profesor un aumento de calificación con mensajes de correo electrónico de muestra

2. Proporcione a los lectores los antecedentes adecuados del contenido sin entrar en los temas principales.

No hay nada de malo en proporcionar a los lectores un contexto sobre el tema del ensayo. La sustancia del argumento debe dejarse para el cuerpo principal del ensayo. Darles algunos antecedentes despertará su curiosidad.

3. Dar a los lectores una tesis

En un ensayo, generalmente se burlan de algunos de sus argumentos al final de la introducción. Esto se hace en la última oración del párrafo introductorio y esto se llama tesis. Poner la tesis en el lugar equivocado como en el centro de la introducción puede hacer que parezca fuera de lugar. Esto es lo último que quiere cualquier ensayo escrito.

4. Utilice solo información relevante en la introducción

Cuando haces que una introducción se destaque, es la información útil la que encaja en ella. Esta información debe ser relevante para el tema. Por ejemplo, cuando se trata de negocios internacionales, deben proporcionar información útil al respecto.

Hablar de contabilidad en un ensayo de negocios internacionales no tendrá sentido a menos que el escritor los vincule.

No se pierda: Cómo obtener una carta de recomendación de un profesor que no conoce

Te puede interesar  ¿Cómo funciona un sistema de gestión del aprendizaje? (Recomendado: ¡el mejor LMS para TI!)

5. Una introducción no debe contener clichés

Es importante comenzar una introducción con muy buena definición. Hacer bien las primeras oraciones establece el tono del ensayo. Hágale saber al lector que está listo para una lectura emocionante. Comenzar con una definición aburrida le permite al lector saber que el resto del contenido también será aburrido, sin embargo, lo importante es evitar usar tópicos.

Si bien no tienen nada de malo, usar demasiados clichés, especialmente los que la gente ha leído o escuchado tantas veces antes, hace que un ensayo parezca un boceto cómico y poco inspirador.

6. Vuelva a leer la introducción.

No hay nada de malo en escribir una introducción una y otra vez, sin embargo, lo importante es la gramática. Una introducción llena de errores gramaticales genera muchas señales de alerta y puede dejar a los lectores en duda sobre el nivel de inglés del escritor.

Hay varios sitios web gratuitos que puede utilizar para corregir la gramática en su introducción o puede pedirle a un familiar o amigo que lo lea. Un nuevo par de ojos puede resaltar cualquier error gramatical y ortográfico que el escritor haya pasado por alto.

7. Escribe tu introducción al final.

Se recomienda que escriba una introducción a un ensayo una vez que se haya recopilado toda la información relevante. De esta forma, todo lo escrito en el cuerpo principal se puede vincular a la introducción sin problemas. Si un escritor sabe con qué está trabajando, le resultará mucho más fácil escribir la introducción.