5 grandes consejos para empezar a hacer ejercicio

Belleza y Cuidado personal

Entonces, ha tomado la decisión de comenzar a tomarse en serio su estado físico. Pero, ¿por dónde empiezas y cuáles son las trampas comunes a las que debes estar atento? Si bien comenzar su viaje de fitness puede ser emocionante, también puede ser un momento desafiante. Por lo tanto, para asegurarse de tener las mejores posibilidades de éxito, estos son nuestros cinco consejos principales para comenzar con el acondicionamiento físico.

1. Invierte dinero

Es completamente posible gastar muy poco en el estado físico y aún así encontrar el éxito dentro de él. Pero para asegurarse de que está obteniendo los mejores resultados, vale la pena considerar invertir para desbloquear más vías para explorar. Por ejemplo, si su objetivo es ganar masa muscular, los batidos de proteínas son imprescindibles, pero pueden ser costosos si se compran con frecuencia. Si va a seguir esta opción, siempre es una buena idea encontrar formas de reducir sus gastos mensuales para liberar el dinero que necesitará. Por ejemplo, si tiene préstamos para estudiantes, podría consolidar estos préstamos en un nuevo préstamo con un prestamista privado y reducir la cantidad mensual que pagará. Puede utilizar una calculadora de consolidación de préstamos estudiantiles para calcular estos ahorros y saber cuánto pagará antes de dar el paso.

2. Comprende tu motivación

¿Por qué buscas fitness? ¿Qué te impulsó a comenzar finalmente? ¿Quizás querías unirte a un equipo deportivo? Comprender qué lo llevó a tomar esta decisión puede ser una herramienta poderosa que le permita derribar las paredes y los obstáculos que puedan surgir a lo largo de su viaje. Habrá días en los que el ejercicio será difícil y lo último en su lista de prioridades. Conocer tu motivación y mantenerla al frente de tu mente en estos días será clave para asegurarte de no rendirte y superar estos bloqueos mentales.

3. Amistad

Si conoce a alguien más que se está preparando para comenzar su viaje de acondicionamiento físico, ¿por qué no considerar asociarse con él o ella para abordar sus objetivos juntos? Tener a alguien a tu lado que esté pasando exactamente por lo mismo que tú puede ser una herramienta brillante para mantenerte motivado, ya que te muestra que no estás solo en tus luchas y dificultades cuando surgen. También ofrece un sentido de responsabilidad, ya que tener a alguien que no sea usted mismo que cuente con usted durante las sesiones de entrenamiento hará que sea más difícil renunciar a una sesión cuando se sienta desmotivado.

4. Comprende tu cuerpo

Si no se ha tomado el tiempo para aprender sobre el mundo del fitness, es posible que no sepa que la composición genética de su cuerpo puede tener una influencia significativa en los éxitos y fracasos de sus entrenamientos. Por ejemplo, es posible que sea más propenso a ganar músculo que los que le rodean, o puede que le resulte más difícil perder una capa de grasa en una parte específica de su cuerpo. Todos estos pueden atribuirse a su tipo de cuerpo, por lo que es útil comprender estos factores antes de comenzar. Si no puede comprender estos aspectos, considere utilizar la experiencia de un entrenador personal o un experto en nutrición para guiarlo y ayudarlo a comprender.

5. Especifique sus objetivos

Por último, pero no menos importante, debes asegurarte de haber especificado tus objetivos antes de comenzar tu primer entrenamiento. No es suficiente saber que quiere perder peso, ya que no hay un resultado mensurable en esto. ¿Cuánto peso quieres perder? ¿Qué porcentaje de grasa corporal está buscando? ¿También buscas ganar masa muscular? Y, lo que es igualmente importante, ¿cuándo quiere alcanzar estos objetivos? Establecer un marco de tiempo también lo mantiene encaminado, lo que reduce la probabilidad de perder sesiones debido a una mayor sensación de motivación debido a los plazos en el horizonte.

Deja una respuesta