11 consejos de seguridad en la cocina para niños: guías sobre cómo enseñar a sus hijos al respecto

, Schuss

La cocina es un misterio para la mayoría de los niños. Piensan que los padres simplemente navegan por la habitación y preparan comidas deliciosas sin hacer mucho esfuerzo.

Pero como todos sabemos, eso está lejos de la realidad.

La cocina es en realidad uno de los lugares más peligrosos del hogar. Y aprender a cocinar comidas deliciosas no es posible a menos que primero sepan cómo estar seguros. Y en eso queremos ayudarte hoy.

Se tratará principalmente de los hábitos de cocina adecuados. Entonces, nos enfocaremos en mostrar las prácticas más críticas para enseñar a los niños a usar la cocina de manera segura.

Lea también: 10 mejores teléfonos celulares para niños de menos de 10 dólares

11 consejos de seguridad en la cocina para niños: guías sobre cómo enseñar a sus hijos al respecto

La seguridad en la cocina de los niños es muy importante. ¿Quieres saber de qué hábitos estamos hablando? ¡Entonces entra y lee!

1. Enseñe sobre el permiso

Muchos padres piensan que esto es obvio, pero en realidad la mayoría de los niños no tienen idea de que usar la cocina requiere el permiso de los miembros mayores de la familia. Antes de que cualquier niño use la cocina, todos los adultos deben estar al tanto.

Es común encontrar niños tratando de inventar nuevas recetas, cocinando comidas sorpresa o simplemente rebuscando en la cocina sin supervisión. Es algo dulce y probablemente algo de lo que estar orgulloso, pero también puede ser peligroso.

Entonces, antes de dejar que su hijo use la cocina solo, asegúrese de que sepa lo importante que es pedir permiso primero. De hecho, ningún niño debe usar utensilios de cocina, utensilios o cualquier electrodoméstico en la cocina sin la supervisión de un anciano.

Una vez que los niños tengan claro que no deberían estar usando la cocina sin un adulto cerca, entonces puede continuar enseñándoles lo básico.

Enseñe lo básico

Lo básico es fundamental. Ni tú ni ningún otro adulto podrían preparar un sándwich sencillo sin ellos. Por lo tanto, también debe enseñarles a sus hijos sobre ellos.

2. Lávese las manos

En primer lugar: enséñeles a sus hijos a lavarse las manos.

Cocinar con las manos limpias es la única forma de garantizar la seguridad alimentaria y prevenir cualquier tipo de contaminación. Especialmente si hablamos de niños pequeños que a menudo juegan en el piso y con juguetes sucios, entonces esto se vuelve súper esencial.

La mejor manera de enseñar esto sería recordarle al pequeño lo que ha tocado o con lo que ha jugado. Por lo general, puede pintar una imagen de la suciedad que tienen en las manos y cómo puede ir directamente a la boca si no se lavan las manos. Eso solo debería hacer el trabajo.

Te puede interesar  15 mejores cafeteras con molinillo 2021

Lea también: 15 equipos de entrenamiento de fútbol imprescindibles tanto para jóvenes como para adultos

3. No contamine

Esto es similar al aspecto del lavado de manos. Pero esta vez no se trata solo de los niños sino de la comida en sí.

Enséñeles a sus hijos sobre los gérmenes y las bacterias. Sobre cómo pueden contaminar fácilmente algo con su saliva y cómo mantener los alimentos seguros hará que duren más.

Además, recuerde que la contaminación cruzada es una cosa. Por lo tanto, es fundamental evitar que los alimentos crudos contaminen los alimentos cocinados. Esto es especialmente cierto para las carnes.

Pero también es cierto para todo lo demás. Dígales que no utilicen utensilios o vajilla con alimentos cocidos y crudos al mismo tiempo. Y, por supuesto, enséñeles a almacenar siempre los alimentos crudos que no están usando tan pronto como ya no los necesiten.

Esa sería la mejor idea para prevenir cualquier contaminación cruzada.

Enseñar higiene en la cocina

La higiene es muy importante. Si bien lavarse las manos es el primer paso, hay mucho más que saber sobre la higiene de la cocina y cómo afecta la seguridad.

4. Cabello y ropa

Especialmente si tienes una niña o un niño con el pelo largo, debes enseñarles cómo atarlo cuando estés en la cocina. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de ropa holgada, bisutería y demás complementos. Ser lo más natural posible en la cocina es fundamental para evitar la contaminación.

5. Limpieza durante y después de cocinar

Otra recomendación de higiene para enseñar a tus hijos es la limpieza. No solo deben aprender a limpiar todo una vez que hayan terminado de cocinar o preparar la comida, sino que también deben aprender a limpiar mientras cocinan.

No es algo que DEBE enseñarles a los niños, pero podría hacer que su experiencia al cocinar sea mucho más divertida y fácil con el tiempo. Recuerde, se trata de hábitos.

6. Nunca lamas

A la mayoría de los niños les gusta lamer todos los utensilios después de usarlos. Desde tenedores hasta cucharas, platos, dedos, vasos e incluso los peligrosos cuchillos, lamen o tocan todo.

Pero eso es algo que debes tener claro al principio: lamer no es higiénico ni seguro.

Te puede interesar  15 mejores sillones de masaje 2020 | ¿Cuál es el mejor sillón de masaje por el dinero?

A menos que estemos hablando de glaseado para pasteles o masa de chocolate, siempre debes evitar que tus hijos laman cualquier cosa en tu cocina.

No solo podrían llevarse cosas peligrosas a la boca, sino que también podrían enfermarse con las bacterias de los alimentos crudos.

Por lo tanto, evite que lamen cosas. Eso les ahorrará mucho peligro.

7. Enseñe sobre los utensilios

Algunos artículos de cocina pueden causar daños si se manipulan sin cuidado. Todos sabemos lo peligroso que puede ser un cuchillo. Por eso es fundamental enseñar a los niños a utilizarlos correctamente.

Al principio, los niños pequeños y los niños pequeños no deberían usar nada que no sea plástico. Eso evitará la mayor parte del riesgo.

Pero siempre debes enseñar que los cuchillos no se ponen en la boca. Esto será fundamental más adelante. Incluso lamer cuchillos debería estar totalmente prohibido.

Aparte de eso, enséñeles sobre la nitidez. Es posible que algunos niños no comprendan el peligro al principio. Entonces, trate de pintar una imagen en sus cabezas sobre lo peligroso que puede ser el lado afilado de un cuchillo.

Luego, enséñeles cómo usar un cuchillo correctamente, cómo lavarlo de manera segura y cómo guardarlo, manipularlo y pasárselo a otras personas de la manera correcta.

Sin embargo, no se olvide de los tenedores y cucharas. Son mucho más fáciles de usar, pero aún debe considerar enseñar el uso adecuado.

8. Enseñe a manipular utensilios de cocina

No mucha gente considera esto importante, pero en realidad lo es. Los utensilios de cocina juegan un papel importante en la cocina, por lo que aprender a manejarlos correctamente será esencial para la seguridad de los niños.

Lo primero que hay que enseñar es cómo llevar utensilios de cocina. Deben saber que ya sea una olla, sartén o cualquier aparato similar, siempre deben usar ambas manos.

Además, enséñeles a usar toallas, manoplas y almohadillas para las manos para manipular utensilios de cocina calientes. Especialmente si los utensilios de cocina tienen comida adentro, deben saber cómo manipularlos y moverse sin ponerse en peligro.

Y, por último, enséñeles a colocar los utensilios de cocina sobre la estufa. Desde no colocar asas por donde pasan las personas, siempre asegurándose de que la olla o sartén se asiente uniformemente sobre la superficie, todo eso ayuda a prevenir accidentes a largo plazo.

Lea también: 10 mejores aplicaciones de monitoreo de teléfonos para padres (Android e iOS)

Enseñe sobre la prevención de accidentes

Los accidentes siempre son posibles al usar la cocina. Sus hijos deben saber eso en todo momento.

Te puede interesar  9 consejos para combinar las ventanas de vinilo de Edmonton con el acristalamiento adecuado

9. Uso de electrodomésticos

Una estufa, una estufa normal, una estufa eléctrica, un microondas, una licuadora, un congelador, una tostadora, un procesador de alimentos e incluso un lavaplatos: todos estos electrodomésticos pueden ser peligrosos si no se usan correctamente.

Antes de permitir que un niño use la cocina por sí mismo, asegúrese de que sepa cómo usar todos los electrodomésticos. O al menos, deberían estar bien informados sobre cómo funcionan las estufas, microondas y congeladores.

Además, debe enseñarles la seguridad después de cocinar. Esto se refiere a apagar todos los electrodomésticos y mantenerlos desenchufados y desmontados.

10. Incendios y fugas de agua

Los accidentes ocurren. Y aprender a prevenirlos es fundamental para la seguridad. Pero a veces, una vez que el desastre ya está en la puerta, nadie más que un adulto podrá controlarlo.

Si su hijo alguna vez se enfrentó a un accidente como el encendido de una estufa, una fuga de agua o algo similar, SIEMPRE debe llamar a un adulto.

La mejor manera de asegurarse de que un niño no se haga daño a sí mismo es hacerle saber que no puede solucionar la mayoría de estos problemas. Y a veces, al intentar apagar el fuego o reparar una fuga de agua, pueden terminar empeorando el problema.

Si no hay un adulto cerca, deben llamar inmediatamente al 911 oa un vecino si es posible. Eso debería mantenerlos más seguros en caso de que ocurra un accidente.

11. Primeros auxilios

Si bien siempre es mejor evitar accidentes o simplemente aprender a actuar una vez que sucede algo, también es vital enseñar primeros auxilios.

No solo debe asegurarse de que haya un botiquín de primeros auxilios en la cocina, sino que también debe enseñar los conceptos básicos sobre cortes, quemaduras y medicamentos. Si el niño es lo suficientemente grande, incluso podría enseñarle sobre suturas y cosas por el estilo.

Esto facilitará la gestión de cualquier daño y mantendrá niños a salvo en caso de que se lastimen.

Conclusión

Les está enseñando a sus hijos cómo estar seguros en la cocina porque quiere que la usen sin ponerse en peligro.

Por lo tanto, no obstaculice su desarrollo manteniéndolos fuera de la cocina.

En cambio, déjelos volar, experimentar y crear sus propios líos en la cocina. Pero asegúrese siempre de que estén a salvo. Lo agradecerán a largo plazo.

Entonces, ¡comience a enseñarles a sus hijos seguridad en la cocina ahora! ¡No te arrepentirás!