10 consejos comerciales para evitar problemas financieros graves

Negocios

Ser propietario de una empresa suele ser el sueño de muchas personas. Esto se debe a que es una forma de aumentar sus fuentes de ingresos y obtener libertad financiera en el proceso. Sin embargo, administrar un negocio a menudo presenta desafíos.

Uno de los mayores desafíos es cómo administrar las finanzas, especialmente cuando el negocio acaba de comenzar. Esto puede suceder cuando los empresarios no saben dónde priorizar sus fondos. Como resultado, estos negocios pueden terminar colapsando antes de sus primeros aniversarios.

A continuación se presentan 10 cosas a considerar para evitar problemas financieros:

1. Evite el gasto impulsivo

Ser propietario de una empresa y administrarla son dos cosas diferentes. Siempre hay mucha emoción cuando el negocio acaba de comenzar y muchas personas se sienten tentadas a gastar dinero de manera descuidada. Pero este no debería ser el caso, no importa cuánto capital tenga.

Solo debe comprar cosas que se consideren prioritarias para la empresa. Por ejemplo, si se trata de comprar inventario, asegúrese de comprar artículos que se mueven rápidamente en lugar de artículos que pueden permanecer en stock durante mucho tiempo. Al principio, compre solo el equipo absolutamente necesario para las operaciones de la empresa.

2. Tenga un presupuesto realista

Tener un presupuesto es una de las mejores formas de controlar sus gastos y evitar problemas financieros en el futuro. Un presupuesto bien elaborado puede ayudarlo a decidir qué gastos priorizar y qué posponer. Es bueno crear un presupuesto mensual o semanal, según la naturaleza de su negocio.

Un presupuesto realista es aquel que se ocupa de las necesidades de la empresa como son los sueldos de los empleados, el dinero para el inventario y la seguridad entre otras cosas importantes. Los elementos del presupuesto varían mucho según el tamaño y el tipo de negocio, desde operaciones en el hogar hasta almacenes y fábricas más grandes. Dependiendo de dónde se encuentre en su viaje, contratar a un planificador financiero podría ser una opción.

3. Evite las deudas innecesarias

Siempre es muy tentador comenzar a pedir dinero prestado para administrar su propio negocio. Si bien pedir dinero prestado no es una mala idea, sería bueno evitar deudas innecesarias. Las deudas a menudo surgen debido a un presupuesto exagerado o poco realista.

El problema de acumular deuda es que puede llegar a un punto en el que gestionarla se convierta en un problema. Acepte solo las deudas que seguramente cubrirá en un corto período de tiempo.

4. Tener un fondo de emergencia

Un fondo de emergencia es otra excelente manera de evitar problemas financieros graves para su negocio. Cuando inicia su negocio, reserva una cierta cantidad de dinero cada mes para satisfacer las necesidades de emergencia del negocio. No sabe cuándo se volverán locas las cosas y, en lugar de pedir prestado, su cuenta de fondos de emergencia será útil.

5. Utilizar tecnología

El uso de la tecnología también puede ser una buena forma de evitar problemas financieros en el futuro. La tecnología puede ayudarlo a reducir la cantidad de empleados y ahorrar mucho dinero en términos de costos generales. Por ejemplo, puede organizar reuniones de negocios de forma virtual en lugar de reservar reuniones de hotel y conferencias.

6. Lleve un registro de sus gastos

Asegúrese de realizar un seguimiento de todos los gastos de su negocio, sin importar cuán pequeño sea. Hacer un seguimiento de sus gastos lo ayudará a descubrir las lagunas en su presupuesto y a encontrar formas de solucionarlas rápidamente. También le brinda la oportunidad de comprender y revisar a dónde va la mayor parte de su dinero.

7. Cree un plan de gestión de la deuda.

Es cierto que es posible que algunas empresas no puedan endeudarse por completo, y el uso de un préstamo comercial puede ser el elemento crucial para llevar su negocio al siguiente nivel. Aquí es donde entran en juego los préstamos comerciales rápidos. Sin embargo, debe idear una estrategia adecuada de gestión de la deuda que evite que se endeude más de lo que es sostenible. Puede contratar a un profesional para que lo ayude con la gestión de deudas si no está seguro de cómo manejar esto; después de todo, ¡usted es solo una persona!

8. Comprar un seguro

El seguro es otra forma de proteger su empresa de problemas financieros graves. Existen varios tipos de cobertura de seguro diseñados para proteger a las empresas de pérdidas financieras. Por lo tanto, debe asegurarse de explorar la cobertura de seguro adecuada cuando comience su negocio. No olvide revisarlos a medida que avanza para asegurarse de que su seguro continúe satisfaciendo sus necesidades a medida que la empresa crece o cambia.

9. Subcontratar servicios

Cuando comienza el negocio, muchas personas siempre se sienten tentadas a contratar personas en todos los departamentos. Pero esto se puede evitar subcontratando algunos servicios como TI y servicio al cliente. Esto le ayudará a ahorrar y utilizar ese dinero en otras áreas importantes del negocio y le permitirá ser más flexible si las cosas cambian.

10. Habla con expertos financieros

También es útil hablar con expertos financieros en su área de negocio. Un experto le brindará varias técnicas sobre cómo administrar las finanzas de su empresa y brindará información valiosa de terceros.

Deja una respuesta